NUEVO DIGITAL - Internacional
La violación y asesinato de una joven por un 'nuevo alemán' dispara las alarmas
Campaña electoral: Merkel endurece su discurso sobre los ‘refugiados’
Seguramente para ir calentando la conmemoración del primer aniversario de la infame censura de las violaciones masivas en varias ciudades del país el pasado Año Nuevo, la televisión alemana ha vuelto a callar otra vez. Silencio absoluto sobre la violación y posterior asesinato de una estudiante alemana por parte de un afgano 'refugiado'. Ni el suceso en sí mismo, ni la detención del individuo merecieron una sola referencia en la ARD, como tampoco la oleada de violaciones que sufre Alemania y que han llevado a la detención de otro 'refugiado', responsable de otras dos agresiones sexuales sobre mujeres jóvenes.

En este último caso, se trata de un sujeto de 31 años que llegó a Alemania acompañado por su mujer e hijos y que residía en un centro de acogida para 'refugiados'. Aunque no ha sido identificado a la hora del cierre de esta información, el individuo se especializó en la violación de jóvenes chinas, pues las pruebas de ADN que han llevado a su detención le relacionan con dos agresiones a sendas mujeres de esa procedencia.

A raíz de esta detención se ha abierto un gran debate en el país, pero no basado en la posible relación entre el brutal incremento de las violaciones en Alemania con el masivo arribo de casi dos millones de 'refugiados' procedentes del norte de África y la Asia islámica, sino sobre la licitud de utilizar el ADN de los restos fisiológicos recogidos tras una violación para determinar las características físicas del agresor. Al parecer, esa práctica podría conculcar los inalienables derechos del violador en particular, de la raza y tipo étnico a la que pudiera pertenecer el agresor, o de todo el planeta en general, no está muy claro.

La violencia sexual cometida por inmigrantes y 'refugiados' ya se encontraba "fuera de control" desde hace meses, extendida por dieciséis estados alemanes. Solo en Stuttgart se han computado 105 violaciones y 77 ataques sexuales contra niños en los centros de 'refugiados'. Sin embargo, las autoridades deslizan en voz muy baja que estas cifras se quedan muy cortas para describir lo que realmente está pasando con los 'nuevos alemanes'.

El proceso no ha hecho más que empeorar con violaciones que ya concluyen en asesinato. Como sucedió en tantas ocasiones anteriores, los brutales atentados terroristas o la extensión de las violaciones de mujeres cometidos por inmigrantes y 'refugiados' de procedencia islámica solo interesan a autoridades y medios en cuanto "azuzan" el debate inmigratorio en el país.

Maria Ladenburger era una estudiante de Medicina de 19 años que había trabajado como voluntaria en un centro para 'refugiados' y que era hija de un preboste de la Unión Europea. Un afgano de 17 años la violó y la ahogó en un río. Tras ser detenido, ha confesado su crimen. Una vez más, las autoridades alemanas se ponen del lado de los 'nuevos alemanes' para defenderlos de las posibles 'generalizaciones'.

Pero ante la proximidad de unas elecciones cada vez más difíciles para ella, Merkel ya ha comenzado a utilizar otro lenguaje y a lanzar otras consignas que la de la excelsitud de las fronteras abiertas de par en par, cuya amenazada continuidad es, al parecer, lo único que preocupa a la prensa. La canciller ya promete en público lo que antes solo había dicho en privado (ND) a sus siempre sonrientes políticos, que ahora va a expulsar a muchos 'refugiados', a los que no obtengan tal estatus de protección. Es más, la señora por antonomasia ya va diciendo ahora que es partidaria de prohibir el velo completo islámico. Cosas de la campaña electoral.





Publicado por Javier Monjas en Nuevo Digital Internacional - http://www.nuevodigital.com
06/12/2016 - 08:25 PM   GMT+01:00