NUEVO DIGITAL - Internacional
@JavierMonjas - 08/02/2010

ImprimirCompartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Menéame

La pasada semana, 600 policías tomaron la pequeña y remota ciudad bosnia de Gornja Maoca, próxima a la frontera norte con Croacia. Según el fiscal general, que fue quien ordenó el asalto, se trató de la mayor operación armada en el país desde la guerra de 1992-1995. ¿Pero qué había tan amenazante en ese lugar? Según los titulares de la prensa 'progresista' internacional -Washington Post o BBC, por ejemplo-, se trataba sólo de una "aldea de musulmanes conservadores". Pero los "musulmanes conservadores" eran en realidad 'wahabies' a los que se intervinieron armas, explosivos y abundante munición con que apoyar la versión local de 'A Alá rogando y con el AK-47 dando'.

Gornja Maoca no es un lugar desconocido. Los servicios de inteligencia occidentales han advertido una y otra vez de cómo se trata del centro de penetración armada 'wahabi'. Según el portavoz de la fiscalía general, "el objetivo de la operación (fue) identificar a personas acusadas de amenazar la integridad territorial de Bosnia y Herzegovina, así como de poner en peligro el orden constitucional, estar relacionadas con el crimen organizado, poseer armas y explosivos sin autorización, y promover el odio nacional, racial y religioso". En otras palabras, el catálogo completo de conflictos, rencores y prevenciones para la acción en el afamado casticismo regional que se agrava cada vez más en todos y cada uno de sus frentes.

La "noble sharia" y esa Constitución accesoria

En la localidad asaltada, regía y rige 'de facto' la ley islámica, con la constitución nacional como un absurdo documento de infieles para musulmanes edulcorados al que ignorar, y en una preeminencia de las leyes religiosas sobre las civiles que es afirmada incluso por conversos musulmanes españoles bien financiados con las subvenciones que garantizan los derechos de esa misma constitución, para ellos, subalterna a la sharia. "Los musulmanes españoles podemos considerar al Acuerdo de Cooperación (con el estado español) como nuestra pequeña Constitución. Esta se integra dentro de otra mayor, la Carta Magna, la Constitución española. Y las dos están incluidas, para nosotros los musulmanes, en la Constitución por excelencia, la normativa legal de la Umma, la noble Sharia", escribían en sus informes internos de 2005 los rancios islamoprogres de la Junta Islámica (ND).

Y eso que la constitución bosnia es cualquier cosa menos inocente e igualitaria. Para empezar, cualquier ciudadano bosnio puede aspirar a ser presidente del país… excepto si ha nacido judío o gitano, exclusiones específicadas aún en el texto legal y que el Tribunal de Derechos Humanos exigía retirar tras la demanda en ese sentido por sendos líderes de las comunidades vetadas. Pero, desde luego, no son, ni con mucho, gitanos o judíos los que preocupan a los servicios de inteligencia occidentales, aunque sí lo hacen, en el primer caso, a las policías europeas tras la crisis de nómadas cíngaros balcánicos que provocó un irrespirable clima de delincuencia común y una inusitada alarma social extendida por toda Europa (ND – Archivo/Selección).

Estados Unidos: "Bosnia y Georgia, las peores amenazas para Europa"

Mientras continúan en el tribunal de La Haya los ajustes de cuentas contra "criminales de guerra" serbobosnios, pero también se detienen, por los mismos cargos y en la propia Bosnia por orden de Sarajevo, a antiguos militares del máximo rango carnicero-musulmán del propio terruño, la inteligencia estadounidense, en su papel de tutela regional, no deja de alarmarse y de alarmar a los demás sobre la marcha de los acontecimientos, con Turquía de delegada para la zona, y en abierta competencia con la descarnada penetración islamista radical procedente tanto de Arabia Saudí como de otros centros de verdaderos creyentes.

Según el director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dennis C. Blair, en declaración de comienzos de mes ante el Senado de su país, Bosnia y Georgia son las dos principales amenazas para la seguridad europea. Por su parte, Rusia advertia el viernes pasado de cómo está dispuesta a utilizar armamento nuclear si ve su seguridad amenazada, incluso si sólo es atacada con armas convencionales. Y, desde luego, ya se vió cómo se las gasta Moscú con la rebelde Georgia en lo que considera su 'patio trasero' lleno de países díscolos pro-occidentales, anteriormente -bien unidos y mejor sometidos- hermanos proletarios soviéticos (ND 1, 2 y 3). Pero, más apartada de la confrontación de los renovados bloques de tensión, es Bosnia la que de mayor capacidad dispone para envenenar y provocar de nuevo un abierto conflicto intraeuropeo.

McCain da un toque a la sucursal islamobosnia

"Sigo preocupado con la estabilidad del futuro de Bosnia. Aunque no parece inminente ni un estallido generalizado de la violencia, ni una ruptura formal del estado, los objetivos étnicos aún dominan el proceso político", advertía Blair ante el Senado de su país tras calificar la actual marcha de las cosas en los Balcanes como "la principal amenaza para la estabilidad europea en 2010″. Y eso fue lo que detectaron también precisamente varios senadores estadounidenses, incluyendo al 'independiente' Joe Lieberman y al muy activamente pro-kosovar John McCain frente a las renuencias de esos tibios de la Unión Europea (ND).

La delegación amiga estadounidense mostró en Sarajevo la zanahoria de una futura integración de Bosnia en la OTAN y en la Unión Europea, perspectivas ambas que espeluznan por igual a las capitales europeas (ND) y a observadores independientes de menores entusiasmos balcánicos que unos Estados Unidos que tienen en bosnios musulmanes, albanos de Albania y albanos de Kosovo a sus mejores, incondicionales y futuros agentes en la decadente y secundaria Europa (ND – Archivo/Selección). Fue precisamente el propio McCain quien exigió unidad ante el cada vez más abierto enfrentamiento entre croatas, musulmanes y serbios de Bosnia, con los dos primeros con graves problemas de reparto de poder, y con los segundos exigiendo cada vez con mayor destemplanza una independencia real que culmine su actual estatus de república semiautónoma, lejos por fin de los molestos y aún odiados vecinos de -algo así como- país.

-----