NUEVO DIGITAL - Internacional
El máximo responsable de la lucha contra la corrupción en Kosovo, detenido por corrupción
@JavierMonjas - 09/04/2012

ImprimirCompartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Menéame

Vio dos mujeres que aparentaban entre 30 y 40 años de edad y que después supo que eran rusas. Cuando el fiscal le preguntó si creía que el riñón que se le había trasplantado en una clínica de Pristina pertenecía a alguna de ellas, dijo que sí, que sí lo creía. Raul Fain, canadiense de 66 años, pagó por el riñón lo que el resto de enfermos que pasaron por aquella clínica, la Medicus, entre 80 y 100.000 euros. Estas eran algunas de las primeras declaraciones ante un tribunal compuesto por tres jueces de la Unión Europea que juzgan la mafia de los trasplantes de órganos en Kosovo. Un informe del Consejo de Europa puso al actual primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, al frente de este negocio, que incluía el 'engorde' de prisioneros para ser despiezados en órganos destinados a trasplantes.

Las primeras declaraciones escuchadas en el juicio abierto en Pristina parecen extraídas de una siniestra película de terror de las bien sórdidas. Es ahora cuando se van haciendo realidad las acusaciones contenidas en el informe del Consejo de Europa que relacionó de forma directa el comercio de los órganos con el entonces Ejército de Liberación de Kosovo, un sanguinario grupo terrorista dirigido por el hoy primer ministro del nuevo 'estado' europeo, quien no sólo conocía el tráfico, sino que lo dirigía y se lucraba con él.

El anticorruptor corrompido

Dick Marty, que investigó y firmó las acusaciones contra Thaçi -que incluían tráfico de drogas y armas, y lavado de dinero negro- ha sido llamado a declarar al juicio, entre las protestas de las defensas de los acusados, que incluyen a un destacado urólogo kosovar, supuestamente el encargado de ejecutar las 'operaciones' de despiece y repiece. Según los abogados defensores, si Marty declara en el proceso, este se convertirá en un proceso político y no en uno penal. Los jueces deberán decidir ahora en torno al tema en los próximos días.

Mientras tanto, Kosovo continúa con su habitual tensión interétnica. Los serbokosovares han dicho que van a organizar elecciones locales en sus territorios al margen del gobierno central de Pristina. El anuncio de este acto de rebeldía, que ha sido condenado con inusitada rapidez por las Naciones Unidas, ha provocado un incremento de los resentimientos mutuos. La policía kosovar detenía a cuatro cargos locales serbokosovares acusados de participar en el ilegal proceso electoral. Por su parte, enviados de Belgrado a Pristina fueron atacados a pedradas en la capital kosovar, y cuando el ejecutivo serbio protestó, desde Kosovo se respondió que el incidente carecía de importancia porque había sido producido por un "grupo de hooligans".

Pero otro 'hooligan', este de mayor rango, era detenido por agentes de Eulex, la misión de la Unión Europea en Kosovo. Nazmi Mustafi, máximo responsable de Kosovo en la lucha contra la corrupción, era detenido a finales de la semana pasado precisamente bajo acusaciones de corrupción. Según las informaciones de que se dispone por el momento, Mustafi recibió 20.000 euros en sobornos por parte de un liquidador del Banco de Crédito de Pristina, Pashk Mirashi. Este había sido cazado por Mustafi en un desfalco de 200.000 euros, y fue puesto bajo arresto domiciliario, que solo duró tres meses después de que el desfalcador le entregara a su captor y héroe contra la corrupción los 20.000 euros mencionados.

UE: Apertura de proceso con Kosovo

Sin embargo, a pesar de todo este 'desarrollo' de 'país', la administración de Barack Obama, como antes había hecho la de George Bush, continúa apoyando a muerte a su único valedor musulmán ante la comunidad de naciones de verdaderos creyentes, que, mayormente, odian a Washington. Hashim Thaçi realizaba la semana pasada una visita a Washington en la que se entrevistó con el vicepresidente, Joseph Biden, y con la secretaria de Estado, Hilary Clinton. Estaba prevista una entrevista con Obama, pero se suspendió a última hora sin explicaciones.

En rueda de prensa, Clinton alabó la decisión de la Unión Europea de iniciar un estudio de viabilidad para incluir a Kosovo en el bloque continental. Según la responsable de la diplomacia estadounidense, este "es un paso adelante hacia la integración de Kosovo en la Unión Europea, que confirma que Kosovo y los dirigentes de la Unión Europea están decididos a estrechar relaciones".

El miércoles pasado, el comisario de la UE para la Ampliación, Stefan Fuele, se reunió con representantes de Kosovo y, con posterioridad, anunció el inicio de un estudio de viabilidad para la incorporación de Pristina a la Unión. Si este informe es positivo para los intereses de Kosovo, con posterioridad se firmaría un Acuerdo de Estabilización y Asociación entre ambas partes. La apertura formal de conversaciones con Kosovo para su entrada en la UE se produce cuando cinco de los 27 miembros de la Unión ni tan siquiera admiten la independencia de Kosovo. Grecia, Rumanía, Eslovaquia, Chipre y España han rechazado reconocer a Kosovo como un país independiente.

Más fondos de la Unión para Kosovo

En cualquier caso, si el informe de viabilidad es positivo para las aspiraciones del territorio balcánico, como parece previsible, la consecuente firma del Acuerdo de Estabilización y Asociación supondría el envío de nuevas remesas de fondos de la Unión hacia Kosovo. Los ejecutivos de Bruselas se encuentran muy abiertos a esta incorporación del territorio kosovar, que, aunque tardaría aún años en producirse, en su opinión contribuiría a calmar las tensiones étnicas y a combatir la corrupción.